domingo, 17 de julio de 2011

¿Animales que se drogan?

Puede parecernos sorprendente que algo que consideramos tan «humano» como el consumo de drogas pueda existir también en el reino animal, pero muchas especies (desde el estornino hasta el reno) hacen también uso de sustancias psicoactivas por decisión propia.

Parece que muchas de estas especies tienen un deseo natural de experimentar estados alterados de conciencia, y es muy probable que el hombre haya descubierto algunas de sus drogas favoritas observando el comportamiento de los animales.

Una de estas especies es el reno, que camina grandes distancias buscando la seta alucinógena Amanita muscaria. Ingerir esta seta venenosa hace que el reno se comporte como si estuviera borracho, corriendo sin rumbo y haciendo extraños sonidos. También es común que mueva la cabeza nerviosamente.

Otro alucinógeno usado por animales salvajes es la planta africana iboga, cuyas raíces fuertemente alucinógenas son buscadas y comidas por cerdos, puercoespines, gorilas y mandriles.

En las montañas canadienses existen ovejas salvajes que asumen grandes riesgos para conseguir un raro liquen alucinógeno y, una vez obtenido, son capaces de desgastarse los dientes hasta la encía mordisqueándolo contra la roca.

Roedores, osos, abejas, elefantes, aves, grandes y pequeños felinos… Los casos de animales que buscan el consumo de sustancias psicoactivas son incontables y nos muestran que, aunque los humanos somos capaces de llevarlo a extremos, no es un comportamiento exclusivamente nuestro.


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...